"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

domingo, 27 de enero de 2013

Me he vuelto a cortar. Tengo en el muslo un simulacro de kanji en rojo intenso. He tenido una mini bronca con mi abuelo. Se ha puesto a hacer rosquillas y me ha echado en cara lo mal que se me da cocinar, que me fuera a ver la tele o algo. Me he encerrado en el cuarto de baño y me he puesto a llorar y como no me quitaba las mierdas de la cabezahe intentado calmarme dibujando con la cuchilla.

Y estoy harta. No, harta no. Estoy cansada, muy cansada. C A N S A D A. Cansada de toda la mierda. Cansada de sentirme mal por no ser perfecta. Cansada de querer ser la nieta perfecta. Cansada de odiarme como persona. Cansada de pensar en comida. Cansada de pensar en lo gorda que soy. Cansada de no saber valorarme. Cansada de tener la autoestima por los suelos. Cansada de no saber relacionarme por miedo al rechazo. Cansada de odiarme. Cansada de vomitar. Cansada de que mi cabeza sea un desastre. Cansada de que mi vida sea una mierda porque gira en torno a la comida. Cansada de la soledad. Cansada de que la única forma de expresar todo el odio que siento hacia mí misma sea cortándome.

Emocionalmente agotada. Los últimos meses están siendo horribles, completamente agotadores. Porque aunque lleve casi siete años vomitando, los desequilibrios son recientes. "Recientes". Porque me parecen años, siento como si hubiera pasado una vida entera, una vida que parece no acabar nunca (que nadie me malinterprete, lo digo en sentido metafórico, que aún tengo demasiado que escuchar, demasiado que leer, demasiado que aprender y demasiado que ver y conocer antes de darme por satisfecha de este mundo). Y aunque me den chutes de positivismo y pueda disfrutar si salgo de fiesta o con gente, la mierda sigue estando ahí, al acecho, preparada para salir en cualquier momento y joderme

Sigo pensando un poco en lo de Strummer. No tanto como ayer. Es una mezcla de todo porque, aunque por orgullo no me guste admitirlo, tengo la espinita de no habérmelo ligado, a parte que de por sí tenía ganas de montármelo con él y aún albergaba alguna posibilidad. Además que he visto dos o tres veces a la chica con la que está. Es de mi misma altura, y bastante mona. Y rondará los 50kg. como mucho. Guapa. Guapísima. Mucho más que yo. Y ayer vi a otra tía de la que Strummer estuvo colado un tiempo, antes de conocerle. También de mi misma altura. Y como mucho 50kg. Y ambas extrovertidas, divertidas, hablan, hacen el tonto con total naturalidad... Vamos, lo que yo no hago porque estoy pensando en lo mierda que soy.


"Ahí sentado, bebiendo, consideré la idea del suicidio, pero sentí un extraño cariño por mi cuerpo, por mi vida. A pesar de sus cicatrices y sus marcas, me pertenecían"

- Charles Bukowski, La senda del perdedor -



Soy una bomba de lágrimas. Tengo unas ganas de llorar inmensas. Y de que me abracen. Y que me mimen. Y que me den suaves besos a través del pelo mientras me dicen cosas bonitas.


P.D.: Ayer me lo pasé genial. Bebí hasta llegar a ese maravilloso estado de semi embriaguez en el que estás súper contentilla. Y un chaval tenía porros. Llevaba sin fumar desde octubre porque me da pereza aprender a liarlos. Prometo no volver a dejar que pase tanto tiempo, xD.

8 comentarios:

parafraseando xivecas dijo...

No dejes que un comentario tan tonto te afecte así :(, en las familias siempre se hacen comentario de ese estilo aunque nos queremos mucho, al menos en mi casa siempre...

Y después de un desengaño siempre se te baja la autoestima, también me dan envidia las tías que están con chicos que no han querido nada más o nada directamente conmigo, porque las veo felices y contentas y pienso: no solo son más guapas sino que encima se las ve tan felices, normal que estén con ellas, menos problemas...

Pero eso es nuestra cabecita, estoy segura y quiero creer así...

Un beso guapi, espero que empiece mejor la semana que como acaba..

Valeria dijo...

Si tú eres realmente la de las fotos que publicas, dudo muchísimo que esas chicas sean más guapas que tú.

Y, ya sé que es fácil decirlo, pero trata de olvidar la bronca con tu abuelo. A veces la gente me dice "no sé cómo puedes visitar tan poco a tu familia" o "por qué te fuiste de casa" como si yo fuera una mala persona, o me dicen "debe de ser duro para ti". Sí, es duro estar sola, ser sola, pero más duro es estar en un entorno incómodo en el que se supone que debes estar por obligación y pasarlo mal a diario sólo por estar ahí. Te entiendo bien, cielo. Sé fuerte, ten paciencia, y trata de que las cosas te afecten lo mínimo posible. Como dice una de mis amigas: "los auriculares se inventaron para las familias desestructuradas".

Un beso.

missBang! dijo...

El problema de los comentarios como el de tu abuelo es que de repente salen a flote un montón de frustraciones que pensabas que tenías olvidadas, pero no...
Eres fuerte. Eso tenlo presente.
No eres peor persona por llorar o por sentirte desgraciada, a pesar de todo lo que te diga (tu abuelo o quien sea), deja que te afecte, enfádate, llora, pégale a alguien, pero guardártelo dentro sólo te va a envenenar por dentro, y luego pasa lo que pasa.
Y también... No te compares con los demás (mira quién fue a hablar, la señora AÚN NO SOY THINSPO!!) Compárate contigo misma, cada día eres más valiente, has bajado un montón de peso en estos últimos meses, y luchas por dejar toda esta mierda.
No olvides tus logros :)

I do, I do. dijo...

No one is perfect, you beautiful soul. It's your soul that makes the whole difference. Just be kind and good and lovable. That's what it takes to be a good granddaughter. And that you are.

:)

Love, from India.

I do, I do. dijo...

You're strong.

Love, India.

Arakne dijo...

De verdad le vas a dar el poder a tu abuelo de hundirte? No le des el gusto, seguramente ande amargado y como hace la mayoría de la gente "yo me siento mal, pues voy a hacer sentir mal a la gente que me rodea, así vamos a juego". No te conozco en persona, pero por lo que escribes, intuyo que eres genial, inteligente e interesante. Creo que tienes mil temas del qué hablar, sólo por la cantidad de libros que has leído, no creo que precisamente te falten temas de conversación. Tienes que creer en ti, nadie más lo hará por ti. Tú eres genial, sólo tienes que descubrirte.

Flaura Ponte dijo...

Ya sé que esas cosas joden, y soy la primera a la que le joden BIEN, pero es una pibe que realmente no te importaba... ya habrá otros, es sólo una cuestión de ego... Pero lo cierto es que no podemos gustarle a todo el mundo, y de hecho ni siquiera sabes si le gustabas, el caso es que hay que aprender a saber "perder", por así decirlo.

No tienes que ser perfecta. No sé qué decirte, no sé cómo puedo explicarte cómo empecé a quererme una mihita. Primero, cada vez que leo tu blog siento que te estás disculpando todo el rato: oh lo siento por decir que ya he vivido suficiente -o lo que sea, di lo que se te ponga en la polla, que es tu blog.

Entiendo ese pánico social, pero la única manera es enfrentarlo. ¿Sabes cómo lo enfrenté yo? Fingiendo seguridad en mí misma. Me he creado un personaje. Y mima más a tus cercanos. ¿Por qué juzgas tanto a A.? Exiges la misma perfección a los demás que a tí misma. No sé, hay que ser más tolerante. Para mí, la clave de la felicidad es la tolerancia. Tolerancia, comprensión, paciencia... Paz.

No sé si sirve una mierda lo que te digo o te hago sentir peor. Espero que no sea eso.

Amo a Bukowski, y para mí la senda del perdedor es el mejor libro suyo.

Emilia dijo...

Te entiendo perfectamente, me pasa lo mismo con las otras chicas, ex de mi novio o amigas, generalmente no me fijo en que tan guapa de cara es, me fijo en su pesoooo! Pero bueno es ese tornillo suelto que tenemos y jode muchísimo. Pero tú eres guapísima, te vi en las fotos y te ves preciosa, seguro que no tienes nada que envidiarles a esas chicas.
Lo de cortarte, bueno a lo mejor fue sólo cosa de una vez, eres una nieta muy buena e intentas hacerlo todo bien en casa, sólo que los abuelos con muy complicados. ánimo cariño,