"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

domingo, 4 de noviembre de 2012

Patética existencia

Dios, lo complicado que es no meter ruido. O al menos a mí me es totalmente imposible no meter ruido en todas las arcadas. Porque, para más inri, el baño no tiene pestillo. Pero mi parte arrogante sale al rescate diciéndome que da igual si abren las puertas en caso de que tengan alguna sospecha de que me provoco el vómito. Es mi vida, ya soy mayorcita para saber lo que hago y lo que no (vale, pensándolo bien, en el fondo no soy nada más que una niñata, lo sé, pero mi parte arrogante omite esto por completo). Llevaba tres días (sin incluir hoy) haciéndolo bien, tomando algo dulce por la mañana y controlando las ganas de atracón a la noche. Dos días hice mis ejercicios (ayer me di descanso). Y todo, ¿para qué? Para engordar 400gr. y después adelgazar 100gr. Agujetas y control para esto. Sí, es posible que al hacer solo abdominales y sentadillas haya ganado músculo, pero esa respuesta no me sirve. Quiero BAJAR PESO, no subir, aunque sean 400gr., ni eso quiero engordar. Y anoche, cogí parte del arsenal de turrones que tengo en mi habitación y me tragué media tableta para después vomitarla. Y salí como si nada hubiera pasado.

Y pensar que mi vida se resume a esto. Patético. Patética vida. 19 años y no he disfrutado de mi adolescencia. La veintena está a la vuelta de la esquina y, a este paso, va a seguir el mismo camino que los (casi) siete años anteriores. No he socializado, apenas tengo amigos, prácticamente podría decir que no tengo amigos. Porque no quiero que nadie entre en mi vida. No quiero que entren y vean esto, que vean lo vacía que está y lo simple que es. Lo patética que es. Cualquier persona normal saldrá por patas al conocerme realmente; de esta forma, les ahorro tiempo y el esfuerzo de intentar entrar y el pensar cómo salir de ahi cuanto antes. Porque sí, es muy bonito pensar en la parte bondadosa, pensar que en el fondo hay corazones debajo de toda la mierda que intentaran comprenderte y tenderte un mano, pero en ocasiones la parte realista gana a la idealista (es como si mi yo "completo" estuviera formado por muchos trocitos, como los quesitos del Trivial). Y es muy dicícil que todos esos trocitos acuerden vivir en armonía. En fin, esto es lo de siempre. Siempre ha sido así. Y siempre lo será.

No quería hablar de toda esta mierda, pero bueno, es lo que ha salido. Y en la naturalidad está la sinceridad, ¿no? Ni que tuviera que fingir por aquí; eso ya sería el colmo. Como si no lo hiciera lo suficiente a diario. ¿Otras banalidades sobre las que hablar? Muchas, pero son banalidades sin interés ni importancia. Por ejemplo, hoy ha llovido mucho y el agua ha pasado del patio al salón, conviertiendo la mitad de la sala en un pequeño barreño donde remojarse los pies. Mi padre y su pareja preocupados por que no se mojaran los muebles y yo con unas ganas de descojonarme incontrolables. Porque esta cuevecilla en la que viven se cae a pedazos (la "cuevecilla" es el mote que le hemos puesto mi padre y yo a la casa, porque solo tiene una ventana normal y otra enana al lado de la ducha; es como si viviéramos en una cueva). Y además, de una de las esquinas han salido un montón de goteras una al lado de la otra justo delante de la despensa, con lo que se forma otro charco a la entrada del salón. No se por qué todo esto me parece tan ridículo, que tampoco es algo que haya que celebrar... Así de simple soy

Quedan 26 días para que vuelva a Vitoria. Lo siento mucho por mi padre, pero ya estoy contando los días. Además de patética, desagradecida. Qué gran persona que soy (sarcasmo)

P.D.: Hoy me pega esta obra. Patética, de Tchaikovski:


3 comentarios:

Kindergirl dijo...

no te preocupes..cuando te vengas a Madrid quedamos y salimos....si alguien te quiere me imagino que te comprenderá...cuando te viniste a mi casa estuve a punto de decirte que si querías vomitar..que a lo mejor te daba corte jajajj. Me imagin que se te pasará en un futuro..y como todas, a dieta, hay que joderse y no bajar un puto gramo, yo ahora estoy modo ayuno ON

Arakne dijo...

A mí que me gustas cuando te muestras así, tan sincera y vulnerable a la vez...porque normalmente vas de fría y dura, ojo, que no lo reprocho, así la gente se lo pensará antes de hacerte una putada, pero puede que por no darte un poco la gente tenga una imagen errónea de ti. Te lo digo por experiencia, que yo tengo fama de borde y chula, y para nada, es sólo un escudo para quitarme de en medio a la bazofia de gente...Pero claro, a lo mejor pierdo la oportunidad de conocer a alguien interesante por ese escudo que uso... En fin, resumo, que de vez en cuando es bueno bajar la guardia para que vean quienes somos en realidad...Y tienes 19 años??? Quién los pillara...

anni lauri dijo...

y ami ... se nota muchisimo cuando una persona se a puesto un monton de capas en forma de escudo , le han hecho mucho daño y tiende a demostrar constantemente que es una tia fuerte y que no le afectan las cosas , cuando enrealidad , si lo hacen , pero delante del escudo no se ven , pero detras estas gritando que por favor alguien te de una abrazo .
no sirva para nada ser asi , algun dia estas con la guardia baja,y lo necesitas ...
eso tambien te aleja mucho de la gente , te alejas tu sola.
respecto a lo de vomitar , ten cuidado , si te pillan , lamentaras que por una mierda de turron , te van a estar controlando durante mucho tiempo.