"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

jueves, 15 de noviembre de 2012

He disfrutado decapitando a todas esas muñecas imperfectas

Tuve unos años en los que me apasionaba la moda y, aunque no me sintiera identificada con ello, me vestía según sus pautas. Con 13 años, quería ser como una de esas modelos que salían en la televisión y en el programa de Supermodelo; la tontería me duró los meses que duró el primer programa que hicieron (recuerdo que ganó una morenita de Jaén, aunque a mí me parecía más guapa la rubia de rasgos del Este... no sé si era de Canarias). Con 14, 15, 16 y parte de los 17 años, dos veces al año esperaba con ansias el inico de nueva temporada, con esos especiales de todas las colecciones en las revistas; mi favorito era el de Vogue Colecciones (aunque con el paso de los años se notaba la crisis y los especiales eran cada vez más finos). Me encantaban esos trajes preciosos, que llevaban esas modelos aún más preciosas; tan jóvenes, tan bellas, tan delgadas... tan no-como-yo. Y de cada especial, cuando ya me había cansado de tanto ojearlo, lo recortaba. Recortaba mis imágenes favoritas; los vestidos que más me habían gustado en los cuerpos que más me habian gustado; después los pegaba en un cuaderno, bien ordenado según temporadas. Al principio llenaba los huecos en blanco con frases tipo "si no eres delgada no eres bella", "la delgadez es la clave del éxito" y mierdas parecidas (me enorgullezco de no pensar de acuerdo a esas mierdas). Para mí no eran más que palabras vacías, pero quedaban bien como adorno. Llegué a tener tres cuadernos (y aún tengo tres plásticos llenos de recortes de la última vez que compré la revista y que me daba pereza pegar). Dos de ellos, al estar llenos, estaban en casa de mi padre. Y aquí teneis algunas fotos de esos dos cuadernos:





Como se puede apreciar, las artes gráficas no eran (ni son) precisamente mi punto fuerte. Pero me cansé de tenerlas. Si sé que es algo con lo que no me siento identificada y que no me representa, no entiendo el por qué de guardarlas, de agarrarme a las imágenes de todas esas muñecas, en el fondo, imperfectas. Y las destrocé. Arranqué página tras página y, una a una, las hice trocitos más pequeños:


No se aprecia, pero es un montón bastante grande. Dos cuadernos de unas 80 páginas hechos añicos. Qué desperdicio de árboles... Lo mismo hice con el armario. Tenía un collage enorme hecho en una de las puertas, también con recortes de moda. No, no me he cargado la puerta, xD, me conformé con eliminar el collage:





Era algo que me tocaba hacer: limpieza. También eliminé un torrón de fotos y textos "pro ana/mia", que tampoco sé por qué los guardaba si me parecían auténticas mierdas en letra, pero bueno, siempre hay un afán por "recopilar cosas", ¿no? (de mis thinspos por ahora no estoy dispuesta a deshacerme de ellas, no señor, nanay). Aún me queda un cuaderno más y los plásticos, pero esos están en Vitoria y hasta que no vuelva no me desharé de ellos.

¿Sabéis? De pequeña tuve mi habitación totalmente empapelada con fotos de grupos de rock/heavy/punk. Y cuando digo totalmente, es totalmente. No había ni un solo hueco libre, excepto el techo. Mi madre nunca me dejó subime a la escalera para empapelar el techo ¬¬ Pero un día (13 para 14 años) pillé una "rabieta". Estaba harta, harta de mí, harta de que las cosas que conformaban mi mundo, mi personalidad, no encajaban con la de las demás niñas de mi colegio. Porque nunca tuve una sola amiga allí, yo iba con ellas, pero era como si no fuera. Y me odié, me odié por no ser igual que ellas, por no ser "normal". Y toda esa ira la solté arrasando con todo lo que había pegado en las paredes, que era a lo primero que culpaba (porque el colegio era privado, religioso, del Opus, y todo lo "heavy/rock" lo pintaban como satánico, pecador, algo que no había que hacer, y de ahí ya me miraban de forma rarita... pero había más cosas, aparte de lo musical). Destrocé todas las paredes, les dejé su blanco original, hice añicos todas esas imágenes, odiándolas a pesar de lo mucho que significaban para mí (recordad que tenia unos 13-14, xD). Las arranqué de cuajo de la pared, de arriba a abajo y después las seguí rompiendo; no las quemé por miedo a provocar un incendio, pero os aseguro que me quedé con las ganas. Menos mal que ahora me da igual no ser como "los demás" y prefiero seguir siendo una oveja descarriada :D

Ala, ya sabéis algo más de mí, xD. Ahora me tomaré un café y en unos 45min. me pondré a hacer ejercicio. Hoy "día de protes": tortilla de tres claras y unas gulas para comer y algún filete de lomo para cenar. Mañana mi padre me lleva a un buffet libre chino -__- Menos mal que de lo que más antojo tengo es de sushi y ensalada china (tienen un no sé qué que me encanta...). Después nos recorreremos tres hipermercados chinos también, a ver si así, recorriendo pasillo tras pasillo, quemo algo, xD

Un beso, babies!!^^

5 comentarios:

erreanamia dijo...

ai prin, hiciste bien en deshacerte de esas cosas, supongo que aunque sigas con ana y mia, comienza algo nuevo en tu vida, aunque parezca una tontería. Hiciste algo simbolicamnete muy maduro..

Yo tenía una sola amiga en el colegio y siempre me sentí una puta friki hasta que mi amiga se fue y consguí estar con las "guays" que son ahora mi cuadrilla aunque ya casi ni salgo con ellas...

Cass Skinner dijo...

Supongo que hiciste bien en sacarlas...un besote :)

Arakne dijo...

Es algo...no sé, simbólico? Catártico? Aaaaay...me río yo de la gente que va "a la moda"... los que realmente abren las puertas de las novedades en cuanto a moda se refiere son los frikis, porque son los únicos que se atreven a llevar lo que nadie lleva... Siéntete orgullosa de ser rara, porque nunca, nunca, nunca pasarás desapercibida y aunque no te lo creas, la mayoría de la gente se fija porque les gustaría ser tan atrevidos como tú, pero como he dicho, no se atreven y desdeñar es más fácil que reconocer que son unos borregos.

Arakne dijo...

Ya ves tú, me he considerado algo gótica y resulta que salen unas muñecas esperpénticas llamadas Monster High y resulta que ahora ser gótica es superglamouroso....En fin.

missBang! dijo...

¡Hola! Me ha hecho gracia lo de los pósters y las fotos de moda, yo también tenía la habitación empapelada depósters de metal hammer xD Aunque la libreta llena de thinspos es cosa de hace meses xD
Espero que estés bien, y por lo que veo ya estás en 57!! :)
Mi enhorabuena :)