"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

domingo, 18 de noviembre de 2012

Odio los cambios de menús y no me puedo enfrentar a mis fobias sociales

Viernes: buffet libre en un restaurante chino. Si, me hinché a más no poder. A la noche quise controlarme pero, como siempre, en cuanto me quedé sola, ataqué el tarro de nocilla. Medio kilo más.
Sábado: estábamos invitados a comer a casa de unos tíos. Prepararon un potaje (alubias y garbanzos) expresamente para mí, porque yo se lo pedí; es de mis potajes favoritos y llevaba como tres años sin comerlo. Así que por una vez no pasaba nada, aunque hubiera preferido que no fuera seguido después del buffet, pero bueno. Al menos no engordé, aunque tampoco adelgacé.

Vale, este es el resumen alimenticio de estos dos días. Para hoy pensaba hacer un día menos calórico: un desayuno fuerte (capuccino + cereales All Bran 27% fibra con leche desnatada). Y para comer tenía pensado algo tipo filetes de lomo o una tortilla de claras, alguna lata de atún... y lo mismo para la cena. Pues hace nada, me dice mi padre de sopetón que su pareja me va a hacer albóndigas caseras. Oh genial, no podian haberme avisado ayer!!! En serio, yo ya tenía mi menú planeado y ¡zas! ala, a jodérmelo. Y sí, me ha sentado de culo. Solo pienso comer tres albóndigas; no, si a lo mejor les parece que últimamente he comido poco ¬¬ Aunque me sorprende cómo algo tan simple me ha podido sentar tan mal; hace unas semanas no me habría puesto así. Sobra decir que no les he dicho nada, he callado y aceptado, aunque mi cara ya lo decía todo; me alegro que casi nadie sepa entender mis silencios y miradas, me evito tener que explicar cosas o darme a conocer (es un sistema muy simple y bastante bueno)

Por lo demás todo como siempre. En este mes estoy leyendo más de lo que he leído en el resto del año. Pero no es algo que me desagrada^^. Am si, he dejado constancia de ser una autentica desagradecida: he dejado el gimnasio. Mi pueblofobia es demasiado grande. Me jode tener que atravesar el pueblo, que me vea la gente, que sepan a donde voy, etc. Y lo mismo cuando estoy ya en el gimnasio, que me ve todo dios. Y es lo que tienen los pueblos pequeños, que todo el mundo sabe quien eres, aunque tú no. Porque para ellos es muy fácil aprenderse un nombre, pero aprenderse un pueblo entero pues como que no... Porque aquí todos me conocen (estuve viviendo ocho meses hace cuatro años). Para que me entendáis, aquí soy "la Jenny, la hija del Francisco, el que está con la Maria, la de Bodegas" (léase con tono de maruja y con acento andaluz). Los nombres de mi padre y su pareja están cambiados, pero con esa frase ya se sabe quien soy, donde vivo, quien es mi padre, con quien está, etc. Y LO ODIO. Necesito ser anónima, que mi vida sea mía y de nadie más y que solo sepas lo que yo diga. Cuando mi padre me preguntó que qué pega le veia, intenté explicárselo, pero dudo mucho que me entienda; tiene que ser difícil admitir que tu hija no es normal, no encaja entre personas nomales. También se lo intenté explicar a Amaia por Whatsapp, le puse como unos 40 mensajes, pero su única respuesta fue que estaba ocupada y ahí se quedó la cosa. Para alguien tan extrovertido será difíci entender como alguien puede ser tan antisocial.

Y al final me quedo una semana más. Hablé con mi padre y me quedo una semana más aquí y, en vez de irme en bus, me llevan ellos a Vitoria. Por una parte viene mejor, porque tengo bastante más equipaje que cuando vine y me iba a ver negra al cambiar de estación en Madrid. De paso, y como mi padre se iba a ir con su pareja a algún sitio en el puente, pues van a Vitoria, que alli nunca ha estado su pareja. Aunque la mayor pega por la que yo no quería ceder era por el dinero, porque su pareja, como bien agarrada que es, nunca paga nada, ni colabora en gastos de gasolina, ni en el hotel ni cuando salgan por ahí; vamos que le gusta ir con todos gastos pagados por mi padre y eso lo veo de ser muy caradura, porque mi padre no es millonario (es pensionista, por su esquizofrenia). Pero bueno, al final van y se quedan un día. Salimos de el 6 de madruaga, llegamos allí al mediodía, a la tarde ven la ciudad, a la noche salen un poco y al día siguiente se vuelven a la tarde. Menudo palizón en coche, dios. Pero mi padre ha insistido, que así se queda más tranquilo, no vaya a ser que me pase algo en Madrid, al cambiar de estación y patatín, patatán. Qué hombre tan preocupado, xD

Bueno os dejo, que ya voy a comer. Esta tarde me dedicaré a mis ejercicios, a quemar esas albóndigas^^ ¿Sabéis? Llevo unos días soñando con leones. Sí, con leones. El primer sueño fue que estaba en un casino y un león me perseguía y solo lo veía yo e intentaba proteger a un pony de juguete pero que tenía vida. A la noche siguiente, soñé que estaba en unos jardines, con un lobo enorme (tipo a los wargos, de El Señor de los Anillos) cogido de una correa e iba detrás del león, persiguiéndolo pero acojonada de miedo por la situación y las dos bestias que tenía cerca de mí. Una cosa que me asombra es que mis sueños son muy intensos. Los colores son muy intensos y las imágenes se asemejan mucho a la realidad; vamos que el león no era rosa, a no ser que sueñe con algo imaginario (una vez en un laberinto me perseguía un centauro). A parte que los suelo recordar muy bien, aunque pasen meses o incluso años, es como si hubieran sido de ayer. Se quedan en la memoria y de ahí no salen.

Ahora sí que os dejo. Un beso a todas!!










5 comentarios:

erreanamia dijo...

espero q te haya ido bien en la comida prin ...
aix, no pasa nada y que sepas q me parece genial q te comieses el potaje porque te lo merecías ;)
la nocilla la vomitaste? en esoso casos puede q sea lo mejor... un beso prin!

Arakne dijo...

Nada nena, a lo hecho, pecho. Y espero que tengas buen viaje, porque de Jaén a Vitoria...debe ser mortal!!!!

Seda-Kat dijo...

Que va tia, yo soy extrovertida y me pasa lo mismo que a ti en los pueblos, o en los colegios pequeños, o donde sea que todo dios me conozca. Es q arghh pq no se compran una vida?
No creo que pueda bajar para alla este mierc o jueves cmo te dije, lkas cosas entre MR Valenciano y yo estan mas q tensas.... es un gilipollas de mcho cuidado.

Canelazul dijo...

hola, que lata eso de los pueblos chicos... en mi país dicen "en pueblo chico infierno grande".. veo q es verdad...

que mal que hayas dejado el gym, cuando es tan positivo para bajar de peso y para andar con energía y buen animo..

lo que más me llamo la atención de tu entrada fue lo relativo a los sueños.. sabes los sueños muchas veces son nuestros subconscientes que tratan de decirnos algo.. otras premonitorios, y otras solo relativos a lo que vivimos en el día... deberías tratar averiguar que significan =)

saludos

Lotte dijo...

Agg, qué rabia! Parece la ley de Murphy, el día que empiezas la dieta, alguien hace algo de comer especial para tí! Jajaja. Como te entiendo con lo del pueblo, yo también vivo en un pueblo pequeño y odio salir y sentirme observada, todo el mundo te conoce, sin embargo en la ciudad te importa todo un mierda, puedo ir a comprar tabaco en pijama jajaja No lo hago! XD Un beso!