"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

miércoles, 6 de marzo de 2013

Primero suelto las "pequeñas cosillas" antes del punto gordo. Presiento que me va a salir una parrafada más larga que de costumbre.. Avisadas vais ;)

No entiendo a mi cuerpo. Muchas veces, a nada que comía cosas "no permitidas, engordaba. Ayer me metí media tableta de chocolate Milka relleno de galleta; la tableta era de las grandes, de las de 300gr. así que me comí unos 150gr. y apenas hice ejercicio (solo anduve media hora en todo el día). Y, contra todo pronóstico, he adelgazado 300gr. Por mí genial, vamos, pero que no lo entiendo (estoy en 56,4)

¡¡Y por fin fui a hacer la tarjeta del polideportivo!! Bueno, hasta mañana no la tengo, pero ya he pagado así que no me queda más que ir. La tarjeta la pagas por año (se supone que es para las piscinas) y el primer año sale más caro porque hay una matrícula de inscripción. Y con la tarjeta puedo alquilar la sala de ejercicio de los polideportivos por horas. A lo mejor podeis pensar que no sale rentable, pero sí que me sale. Si fuera a la sala sin tener la tarjeta pagaría al mes 11€ más yendo tres días a la semana a una hora por día, que es lo que tengo en mente, no quiero matarme todos los días, simplemente hacer algo de cardio semanal (en el precio final mensual he incluido lo que pago por la tarjeta con la matrícula incluida + lo que cuesta la sala por hora según las horas que tengo pensado ir). Y al final me sale por poco más de 17€. Obviamente no tiene toda la maquinaria de un gimnasio, solo aparatos de tonificación y esteras y escaleras para hacer otros ejercicios y los vestuarios. Pero lo tengo justo en frente de mi casa y aquí por menos de 50€ al mes no encuntras ningún gimnasio (y en todos sitios, supongo). Y a partir del años que viene ya no tendré que pagar la matrícula, con lo que serian unos 4€ menos al mes. Yo lo veo perfecto, al menos para lo que busco.

La parrafada. Ayer tuve psico. Entre el tiempo que estuve y lo que tarde en ir y volver, fueron 2h. de tiempo desperdiciado. Y lo que no sé es si seguir yendo o no. Y no sé si seguir porque ya no estoy segura de querer cambiar. No quiero dejar mi mundo que gira en torno a mi comida y al peso, en el que solo hago falta yo y nadie más. NO QUIERO DEJARLO. 

Uno de los "deberes" que me mandó el psico fue pensar sobre a qué cosas me tendría que enfrentar si no tuviera mi mundo de comida como "vía de escape". Esa lista la puedo hacer en un plis:
  • Estoy sola. Completamente sola. Cualquier día mi abuelo puede aparecer fiambre (que va a cumplir ya 86). Porque la gente muere, es el ciclo natural de la vida. Y entonces no tendré a nadie más. Solo me queda mi padre, que vive a unos 700km. de distancia. Y tampoco es que sea mi mayor punto de apoyo, porque llevo 11 años que solo lo veo un par de veces al año (y en ocasiones ni el par) y, me guste o no, eso se nota en la relación padre-hija.
  • No tengo amigos. Y no me refiero a amigos-del-alma. No tengo ni colegas con los que simplemente quedar a tomar unas cervezas. Mi gran personalidad súper sociable (ironía) es la encargada de ello. Y mi gran autoestima también, que a fin de cuentas es quien alimenta a la primera. Volvemos al punto número uno. 
  • De relaciones carnales ya ni hablemos. La última vez que eché un polvo fue en agosto y fue algo de 15min. con el primer desconocido que me entró. Porque soy incapaz de tener una puta relación normal. Tengo tal gran imagen de mí que pienso que lo único que puedo aportarle a un tio es un agujero donde meterla así que en el momento en el que follo con alguien entra al cajón y muevo cielo y tierra por no volver a ver a esa personas nunca más (por eso, todos mis polvos han sido polvos de una noche). Y por eso en el momento en que alguien pasa a convertirse en conocido (persona con la que hay una gran probabilidad de encontrármela en algún bar algún finde) pues ya queda descartada para relaciones. Obviamente, relaciones de noviazgo ni soñarlas.
  • No tengo ni metas, ni sueños ni nada. No soy de esas que hacen planes tipo: "en 10 años me gustaria verme así o así, así que me voy a esforzar en encauzar mi vida hacia ese sentido". A estas alturas ya he aprendido que toda tu vida puede dar un giro de 180º en cuestión de un par de horas (sí, me refiero a mi madre). La única meta que me puedo poner es esforzarme en estudiar un cierto curso y eso no es encauzar tu vida.

Sin mi mundo de comida, entonces, ¿qué me queda? YO. Solo quedo yo. ¿Y qué tengo yo? N-A-D-A. Lo único que tengo es una pequeña vida interior compuesta de músca, libros y ansias de conocimientos. Pero necesito algo más que eso, algo que me motive día a día. Y ahí entra mi mundo de comida: algo en lo que volcar mis fuerzas y energías, que tenga un fin, que me motive. Además, hay otra idea que en las últimas semanas me ronda la cabeza. Mi mundo de comida es lo que mejor he construido. Es lo único en lo que me he involucrado con todas mis fuerzas, a lo que he dedicado la mayor parte de mi tiempo, fuerzas, energías. Hasta le he dedicado mi estabilidad emocional, mi mente al completo y, puede, que incluso mi salud (que no es que esté mal, o al menos no me siento mal, pero no creo que estás "costumbres" pasen en balde). He construido todo mi mundo alejado de la vida real, me he esforzado en mantenerlo alejado del mundo normal. No puedo rechazarlo así como así. Por muy patético que suene, hasta ahora, es mi mayor logro.

Y ya no sé como continuar el post. Ahí se queda. Estos días es lo único en lo que pienso y por eso me estoy centrando tanto en estudiar: mientras estudio no pienso. También tengo ganas de llorar a cada rato y dormirme entre lágrimas se está convirtiendo en una rutina. Hasta dentro de dos semanas no tengo que volver al psico (que encima sigue empeñado en que espere una hora a vomitar, y eso que ya le he dicho tres veces que es una necesidad, un impulso del momento, o lo hago o lo hago). Cuando se acerque la fecha ya me pondré a pensar en si voy o no. Es lo mejor que sé hacer: dejar las cosas a un lado.

12 comentarios:

Issa dijo...

& porque en ves de cambiar el mundo que haz creado y que consideras un logro, tratas de socializar, con 1 sola persona para que no estés sola porque es cierto, algún día llegará un momento que no tengamos a nadie y pues sería bueno que al menos 1 persona estuviera ahí para nosotros siempre.
Es mi punto de vista no sé como lo tomes.

Tienes una forma de redactar muy bonita, deberías de escribir un libro :$

Un saludo

Miss Apple dijo...

Linda arriba el ánimo!! Hace cosas para que suba ese autoestima y relacionate con gente, hacete amigos! Estoy segura que eso te va a ayudar muchisimo.. Y con tan solo leerte me doy cuenta que sos una persona interesante y agradable, no creo que a nadie le moleste estar con vos, al contrario. Un beso grande y no decaigas!! Suerte!!

Lulú dijo...

Buuu, te entiendo muy bien. Pero tu te das cuenta de que estás mal y que estás sola. No dejes de ir al psicólogo, será dar un paso atrás. Trata de seguir asistiendo y poner en práctica sus consejos y si sientes que no te ayuda anda a otro o por último úsalo para desahogarte con alguien. Eres joven y piensa que la vida es solo algo transitorio y que tenemos que tratar de hacer lo mejor que podamos y no complicarnos mas de la cuenta.
Cariños :)

Seda dijo...

pues si no te queda nada mas que tu misma, ahi tienes la respuesta!! cultiva a ese tu. Dale comida sana, ejercicio, muchos libros, paseos por el parque, musica estimulante, duchas largas, y todo lo que se te ocurre. explota tu potencial q tienes mucho, y en el fondo lo sabes. se puede ser felz de muchas maneras, no solo de la que disney nos quiere vender.

Ligeia dijo...

Joder, me he visto reflejada tía, mi año pasado fue así también. No tenía amigos, y lo único que me quedaba era mi música, libros, etc. Llegaba a pensar que estar con la gente era inútil, pero luego me moría de ganas de importarle a alguien, y me frustraba por eso. Y claro, para no afrontar esos problemas, me refugiaba en adelgazar, que era lo único que tenía. Pero con un poquito de esfuerzo se pueden superar las cosas. Yo me he obligado a hacer cosas a hablar con gente y eso, que al principio me costó mogollón, pero ahora me alegro mucho de haberme enfrentado a ello. Y eres un tía interesante, que tiene mucho que ofrecer, y seguro que hay un montón de gente a la que le gustaría disfrutar de ello.

Entiendo perfectamente lo del "no quiero dejarlo". Aunque este mejor, yo tampoco quiero. Pienso que siempre será un refugio a mis problemas. Seguro que no es lo mejor, pero es lo que hay.

Espero que puedas levantar un poquito ese ánimo guapa. Un beso!

Child sine nomine dijo...

¿por qué tienes tanto miedo a socializar? A mí me pareces una persona muy interesante por lo poco que te puedo conocer de leer tu blog, y pienso que vales mucho más que toda esa gente sin ningún fondo pero que luego tienen un montón de éxito social.

Pero bueno, realmente te entiendo, yo creo que estoy en la misma situación que tú, ni más ni menos. Si supiera cómo ayudarte, lo haría, pero no sé cuál es la solución para estos problemas que tenemos.

Yo también llegué a la conclusión de que 'estos problemas con la comida' son lo único que puedo controlar a tope y que dependen sólo de mí y no me apetece tirarlo por la borda...

Laura L dijo...

Llevas toda la razón, este mundo es lo mejor que has construido, es tu máxima motivación, si la dejas, ¿qué te queda? ¿ a qué dedicarías tu tiempo, ¿tus pensamientos? a comer? no, gracias.
yo tengo agorafobia, y por lo que tu cuentas, me parece algo parecido, o no se, o puede ser que simplemente te guste estar sola, a mi me encanta estar sola, hay veces que si que necesito ver a alguien, conversar, etc, pero como tu dices, yo con mis libros voy más que satisfecha, pero me he dado cuenta de que en esta situación no podré estar toda la vida, y estoy empezando a cambiarlo. Me cuesta muchísimo, tengo miedo, no se porqué, pero lo tengo. Este ya es mi mundo de soledad. Pero la soledad no es buena, para mi esto ha sido una etapa más de las que pasaremos a lo largo de nuestra vida. Yo no te digo que cambias tu estilo de vida respecto a la comida, pero que le añadas personas, una vez por semana, alguien con quien ir a comer pipas a un banco del parque por ejemplo, ir entrando en un vínculo de amistad, de relaciones olvídate por el momento, que ya llegarán.

Flaura Ponte dijo...

Yo creo que el psicólogo puede ayudarte a mejorar tus habilidades sociales, a dirigir tus metas a realizar cosas que quieres conseguir, etc. Mientras, quizás tengas que comer un poco más o dejar de vomitar, pero si te vas sintiendo mejor en otros ámbitos, quizás puedas "dejarlo".
Yo no lo sé, empecé en esto creo que porque estaba infinitamente aburrida y sola y me sentía mal, pero cuando las cosas cambiaron y tenía una vida estupenda ya sabía cómo era la vida delgada, el TCA ya formaba parte de mí... Y ahora, por bien que me vayan las cosas, soy incapaz de asumir mi peso comiendo así que... Bueno, quizás no sea tarde para ti, o quizás sí, eso no lo sé... Pero... estaría bien intentarlo. Yo lo intenté con ganas sólo una vez, me refiero estando dispuesta a comer y engordar y eso. Porque pensé que aceptaba engordar si eso suponía dejar de estar obsesionada con la comida y el aspecto físico. Con el tiempo la terapia no funcionaba y engordando sólo empeoraba las cosas, y yo tenía amigos y un novio increíble del que estaba enamoradísima y él de mí y una familia maravillosa que me apoyaba. Digamos que esta terapia no era muy buena, pero no sé. Yo ya no sé nada. Yo ya no creo en nada.

Pero tú... si realmente crees que si tuviera el apoyo de familiares y amigos o metas o sueños, entonces podrías asumir tu cuerpo tal y como sea con una dieta normal y ejercicio normal... entonces... por dios, házlo. De verdad. La psicología funciona con habilidades sociales, solución de problemas y orientación laboral y académica. Eso SÍ que funciona.

Meek Maniac dijo...

Bueno, ya que te has tomado la molestia de escribir la entrada por puntos, yo tendré la cortesía de responder a cada punto.
1- El gimnasio, genial. 30€ Al mes te cuesta uno "barato", y si encima lo tienes al lado, mejor que mejor. Chica lista.
2-No dejes al psico, haz lo que te diga... Aunque puede que quieras o tengas miedo de dejar "este mundo", hay mucho más allá de lo que vemos, puedes ser feliz, llevar una vida normal...
3- Estar sola...En fin, es lo que hay, un día cualquiera puedes despertarte y no tener absolutamente a nadie en el que depender... Supongo que toca hacerse mayor y tomar las riendas de tu vida, aunque eso también dé miedo.
3- Después de lo que has puesto en lo de "relaciones carnales", entiendo por qué me has comentado eso de mi novio...Es que chica, te leo y te daría un abrazo enorme... No tengas esa imagen de ti, vales mucho más de lo que piensas. Eres lista, eres guapa, tienes tipazo...Y lo más importante, piensas. Demasiado, pero piensas. Y pensar demasiado provoca..pues eso, rayarse por cosas que no merecen la pena.
4- Si en mi corta y suicida vida he aprendido algo, es en no hacer planes. Todo puede cambiar del día a la noche, y eso, personalmente, a mí me asusta muchísimo. Estaría genial que todo se planeara y no hubiera "sobresaltos", pero se "supone" que la emoción de la vida es esa... Puedes soñar con hacer tal o cual cosa, pero no tiene por qué pasar... Lo importante es improvisar en el camino, pero labrándote un futuro. No sé si me explico.
En fin... Hay veces que tus mayores cagadas resulta tu mayor logro -de eso saben bien los artistas-, pero éste no es el caso, quizás lo mejor que te puede pasar es que el psicólogo consiga enseñarte que tu gran logro es tu vida, que has superado grandes cosas y aún así sales adelante.
Y...Bueno, lo de "esperar una hora", la verdad es que menuda tontería... El impulso ese, supongo que es como el mío por atracarme, que en el momento piensas que si no lo haces, vas a morir.... En fin.
Toma parrafada te he dejado...Espero que te ayude. Un beso.

Arakne dijo...

Mira, de antisocial a antisocial, como no te OBLIGUES a salir del cascarón, nadie va a saber lo maravillosa, simpática, inteligente, culta, genial y más cosas que eres, que debido al blog me limita bastante para terminar de conocerte, eres. El paso lo has de dar tú, no hay otra, y te repito, que soy igual, o peor, que tú en cuanto a socializar se refiera. Que vale, que no es consuelo, que puede que pienses que no vale para nada, pero te equivocas. Sólo de ti depende abrir la puerta a la gente para que vean cómo eres realmente. Además lo dices tú, que lo mejor que sabes hacer es dejar las cosas a un lado. A veces hay que ser valiente y enfrentarse al peor enemigo, que suele ser uno mismo.

Michelle Grey dijo...

Yo creo, más bien, que es a la inversa. Tu deficiente autoestima, causada por X razones, te ha llevado a todo lo demás. No es que te refugies en el tema de la comida porque no seas "poderosa" en los demás aspectos, es al revés... Has buscado la necesidad de quererte más, de valorarte más, en el tema de la comida y el peso, y te ha llevado a encerrarte más, a saber que pocas personas lo comprenderían, a tener miedo a las relaciones profundas... Podría ser así, vaya, que aquí el psicólogo es él. Pero creo que tú misma has construido esa nada, y no "ese mundo, ese logro". Porque ese logro es compatible con todos los puntos que has nombrado; sólo si tú quieres.
Y lo de tener metas o no, no es tan significativo, al fin y al cabo nadie sabemos qué será de nuestras vidas, pero estaría bien que te plantearas cómo tú querrías verte el 10 años, aunque no estés luchando por ello ni nada. ¿Qué es lo que te gustaría ver?

Emilia dijo...

Eres muchísimo más que la comida, ninguna cosa externa te define, evidentemente es agradable tener a alguien que nos ayude, pero tú eres una chica muy fuerte y ya has superado muchas cosas, yo creo que deberías continuar con el psico, sino por la comida, para que te des cuenta de que eres una persona muy importante y valiosa y con muchas cualidades!! Besos