"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

viernes, 15 de febrero de 2013

R.I.P.

Jueves, 15 de febrero de 2007. Yo tenía 14 años; hacia una semana que los había cumplido. Como todas las mañanas, me levantaba para ir al colegio. Desayunaba, me vestia, metía los libros en la mochila. Siempre me levantaba con tiempo pero de alguna forma siempre íbamos tarde. Íbamos. Mi madre me llevaba al colegio, que estaba en la otra punta de Logroño. Siempre era el mismo suplicio: la principal calle de mi barrio con un atasco del copón porque habían estrenado el hospital nuevo y solo había una calle de acceso. Luego el atasco del polígono, con todos los que iban a trabajar a las fábricas o a Viana o más lejos (los buenos tiempos del trabajo). La última parte era la mejor: siempre tranquilas, casi sin coches, pasando al lado del río, que por entonces siempre estaba lleno de mierda, pero bueno. Como todos los días, llegaba con el tiempo justo. A la hora de irnos, mi madre solía llegar casi siempre tarde y yo tenía que esperar a que ella llegara mientras que veía que las demás alumnas se iban con sus padres o en los autobuses. No sé por qué eso no me gustaba y, cuando me dejaba por las mañanas, siempre me despedía diciéndole un "vuelve pronto". Y, como todos los dias, ese Jueves también le dije "vuelve pronto". Nunca más volvió.

Como entonces el colegio estaba bastante apartado tenía servicio de comerdos. Y como ese día tenía clase por la tarde, comí allí. Se terminaba a las 17h. Salí con calma y cuanto vi que mi madre no había llegado, lo tomé como algo natural y esperé. Pasaron 10min., 20min. y seguía sin llegar. Pasó la primera media hora y no aparecía. No me preocupaba, porque sabía que se solía echar una siesta después de comer y ya había pasado un par de veces que se había quedado dormida y llegaba con bastante retraso. Llamé para que, en caso de se hubiera quedado dormida, se despertara. Llamé al fijo y nadie cogió. Llamé a su móvil y tampoco lo cogió. Repetía la operación varias veces. Increíblemente, la secretaría del colegio, al igual que las profesoras y no profesoras (directora, subdirectora, jefa de estudios, etc.) que aún no se habian ido ni preguntaron ni hicieron absolutamente nada (tanto colegio privado para eso...). Pasó una hora. Vale, eso ya se estaba convirtiendo en palabras mayores. Seguía sin contestar al teléfono así que pasé a llamar a su novio. Le expliqué lo que pasaba y, como le pillé en horario libre, vino a recogerme al colegio. Mientras venía, también llamó un par de veces y seguía sin responder nadie. Como llevaban ya unos 5-6 años juntos, él tenía unas llaves de casa, por si acaso (como mi madre me llevaba y recogía todos los días, no veía necesario que yo llevara llaves de casa, sobre todo por si las perdía).

Llegamos a casa. Ella nunca dejaba las llaves puestas en la cerradura, por si acaso, así que se pudo abir sin problemas. Sorprendetemente, sus llaves estaban ahí, colgadas del manillar, como siempre. El pasillo tenía forma de L y, en el "palo corto", estaba el baño que usábamos las dos, al lado de mi habitación. Aunque no se veía la habitación por el ángulo, si se veía la luz que la puerta abierta dejaba ver (mi madre nunca ponía el pestillo, por si acaso). Nada más entrar por la puerta principal la llamé: "¡Mamii!". Nadie respondió, a pesarde que se veía luz. Recorrí el pasillo, me asomé al baño, mientras la llamaba: "¡Mam-i...!".

Y ahí estaba. Tendida en el suelo, medio de costado, con las rodillas un poco flexionadas. Empecé a verla de abajo a arriba: las zapatillas de monte, el pantalón de chándal de color azul claro, la sudadera de Bart Simpson que se quedó ella porque a mi no me gustaba, la ropa de estar por casa, con la que se iba al río a pasear a Max (mi Rottweiller, un perro maravilloso que murió tres meses después). Luego vino la cara. La puerta medio entornada la cortaba en parte. Pero nunca olvidaré esos ojos. Esos ojos completamente vacíos, sin vida. Los ojos de un muerto.

Inmediatamente después, llegó su pareja detrás mío y, en cuanto vio la escena, me apartó de un empujón. Me dijo que estuviera tranquila y que fuera a casa de su madre. Me fui. La señora vivía en el mismo barrio, a 10min. A medio camino, llamé a la que en los años anteriores había sido mi mejor amiga pero que se había mudado. Me tranquilizó diciéndome que seguramente no sería nada. Entonces me di cuenta de lo mucho que la queria. A pesar de las discusiones, los roces, la quería un montón y entonces vi las pocas veces que se lo había dicho (casi ninguna vez). A mitad de camino, volví, por puro instinto. Me asomé a la esquina de la calle. En la puerta de la urbanización había una ambulancia y un coche patrulla. No me fijé en la patrulla, no me interesaban. Me preocupaba la ambulancia, ahí, quieta, teniendo el hospital detrás de mi bloque, ¿por qué no se movía? ¿Por qué no la llevaban al hospital?

Finalmente llegué a la casa de la viejecilla. A la media hora llegó el novio y me dijo que mi madre había tenido un accidente y que estaba en el hospital, que al día siguiente iríamos a verla y que mientras me entretuviera con la PlayStation. Me quedé algo tranquila, a fin de cuentas estaba bien, y me puse a jugar al GTA para distraerme. Pasaron horas. En un momento salí a la cocina a por agua. Antes de llegar a la cocina estaba el salón y la puerta estaba casi cerrada, pero no del todo. Asomé el ojo y ahí estaba el novio y su madre, un chico y una chica con el uniforme de los que llevan ambulancias y mis abuelos. El novio me vio y me hechó y cerró la puerta. Mis abuelos. Mis abuelos habían venido desde Vitoria a Logroño. Me parecía normal, porque mi madre era su hija y era normal que se preocuparan. Al día sigueinte iríamos todos a verla.

Volví a casa con mis abuelos. Me encontré una toalla de baño blanca con un manchurrón de algo oscuro que parecía sangre. Tuve el instinto de guardarla. Mi abuelo me dijo que al día siguiente no iba a ir a clase. Me levanté, desayuné y me vestí como de costumbre. Me senté en el sofá esperando. Se acercó mi abuelo, se sentó a mi lado, me rodeó los hombros con un brazo y me o dijo: "chati, la mami a muerto".

Mi madre, muerta. Muerta. Mi madre. MUERTA. M-U-E-R-T-A. No, no podía ser. La mía no, tendría que ser otra persona. Tendría que haberse muerto otro. Que apechugase con esas sensacione otro!! Ella era buena, era una buena persona, nunca había hecho nada malo. Con la cantidad de pederastas, violadores, corruptos, asesinos, etc. que hay en el mundo. ¿¡¿¡Por qué tuvo que morirse ella?!?! Y luego esa panda de santurrones del Opus diciéndome que "dios tenía un "plan especial" para ella". Arded y que os empalen de lo lindo por el culo.

Los primeros meses fueron los peores. Acostumbrada a saludarla nada más levantarme, de repente me paraba y pensaba "ostras, es que ya no está". Lo mismo que en mis cumpleaños: en todos mis cumpleaños ella siempre venía hasta mi cama y me despertaba entre besos y abrazos y llena de felicidad, a fin de cuentas se celebraba que yo nací. Tal vez por eso ahora me gusta tan poco mi cumpleaños. Tuve sueños. Soñaba con ella y me despertaba pensando en verla. Siempre me eché en cara (y sigo haciéndolo) no haberle dicho desde pequeña un "te quiero". Lo mismo con que mis últimas palabras fueran "vuelve pronto". 


Te quiero, mami.

21 comentarios:

Phoenix dijo...

Y así es como mi vida se fue a la mierda...

Al fin escribí las palabras que se merecía.

Seda dijo...

Eres una tia super valiente por haberte atrevido a publicar esto. Algo tan intimo, tan tuyo, que no querras ni recordar, y menos revivirlo en un texto.
Luego te preguntas q pq tuenes tan pocas habilidades sociales. Yo me pregunto como puedes estar tan cuerda habiendo pasado por eso.
La vida es jodidamente injusta y aun asi seguimos aqui. ¿Pq? Quizas pq nos graban desde pequeños q siempre hay esperanza, q algun dia seremos felices, q tenemos un futuro prometedor y blkabklabla... pero luego nos atropella un coche o pegamos un resbalon en la calle recien llovida, y a tomar por culo todo. El esfuerzo, el sufrimiento... tooodo a la mierda.

A veces soy una optimista amante de la vida, y a veces pienso que la especie humana al completo deberia apuntarse a un suicidio clectvo. Al menos dejariamos al resto de las especies vivir en paz.

Laura L dijo...

Puffff estoy llorando dios..... me he emocionado muchísimo al leerlo, has sido muy valiente y muy fuerte! Perder a una madre debe de ser lo peor que le pueda pasar a alguien, y más con esa edad, tuviste que superarlo tu sola. Contar esto aquí, le podamos leerlo, saber como fue, pero en ningún momento hablas de como te sentiste, o te sientes ahora mismo... Se que es duro de contar y describir los sentimientos de uno mismo, pero te liberaría mucho poder hacer, y decir todo lo que tienes en tu cabeza. ÁNIMO :)

nenita_18 dijo...

otra mas que esta llorando al leerlo.....me parece increible lo que has escrito , y ella puede estar orgullosa desde donde este de ti ;D

Anónimo dijo...

Eres muy valiente. Es lo único que me sale decir. Me parece que eres una persona maravillosa y muy fuerte, de las que tiran hacia delante.
Te hubiera gustado decirle te quiero, es lo más lógico del mundo, pero tú no eras más que una niña. No podía haber sido de otro modo.

Besos guapa.

Isa dijo...

Me ha hecho llorar tu post...
Yo perdí a mi madre a los 19, 5 años más que tu.
Yo era más mayor, pero estas cosas siempre duelen y no se olvidan. Me imagino como lo pasaste, y al leerlo me ha hecho recordar muchas cosas, muchos sentimientos.
Y aunque no sea creyente, quiero decirte que donde sea que estén las buenas personas, nos vigilan y nos cuidan.
Estoy segura que tu mamá sabe que la querías mucho.
Cuesta mucho vivir con esto, pero hay que sobrellevarlo como se pueda. Piensa que hay mucha gente que te quiere.

Bohemia enferma dijo...

Eres increíble...
Lo siento mucho por tu pérdida, pero quiero que sepas, que eres digna de admiración.

Nyan dijo...

Te adimiro por ser capaz de escribir estas grandes palabras y sobre todo volver a recordar la historia...eres una valiente, siento mucho tu pérdida, y estoy super segura de que tu madre sabía lo mucho que la querías. Eso una madre lo nota.
Una cosa te voy a decir de la misma forma que tienes valor para escribir esto, porque no lo tienes para solucionar tu problema con los vomitos?? Piensa como se sentiría ella...y lo más imortante...intenta mejorar por ella, que lo unico que tu madre querría es que fueses una niña feliz :')
Yo creo que el esfuerzo merece la pena

Kindergirl dijo...

lo siento mucho baby....no sé que decirte...muchísimo ánimo muaakkkkk

Audrey Luna dijo...

No voy a decirte que lo siento porque a mi me jode que me lo digan, creo que sólo tu sabes lo que es sentirlo de verdad y lo tristes pueda haberme sentido leyendote al ver que pasaste por algo tan horrible no se puede ni comparar.
Tampoco voy a decirte que lo entiendo porque cada pérdida es diferente...
Lo que sí quiero decirte es que eres muy fuerte por compartir esto con nosotras y por salir adelante, porque mejor o peor, lo hiciste.
Aunque no te conozca me has llegado muchísimo y me gustaría hacerte sentir mejor,pero no sé cómo a parte de escribirte esto. Y eso es todo (creo)

Ánimo con este día Phoenix
A.

Araignée Fleur dijo...

Llore con tu post... gracias por compartir esto con nosotros... es una cosa fuerte, personal
ANIMO creo que es lo unico que se decirte... portque no se que decirte... ANIMO FUERZA
que eres muy valiente

Michelle Grey dijo...

No he podido evitar pensar qué fue lo que le pasó... que injusta es la vida, que nos la da a cambio de morir. Esto es muy duro joder. He pensado en lo gilipollas que podemos llegar a ser, de no demostrar nuestro afecto a las personas que queremos. Pero claro, siempre pensamos que no pasará nada. Para qué me voy a ir por las mañanas de casa diciéndoles a mi familia que les quiero muchísimo, si luego voy a volver y les voy a ver a todos, como siempre... Así me he pasado la vida entera. Sólo he dicho te quiero en las postales de los cumpleaños. Me siento fatal. En fin, lo siento una barbaridad por ti y por ella. Supongo que escribirlo te libera y te hace expulsar la rabia y la impotencia... Ánimos cielo.

Arakne dijo...

Qué decir que no te hayan dicho ya? Siento mucho tu pérdida. Muchos besos y abrazos wapa.

Drina dijo...

No me puedo ni imaginar cómo habrás sufrido con todo eso, y más aún, haberlo superado sola.
Eres una chica muy valiente y muy fuerte; nunca podré entender lo que es querer tanto a una madre y perderla. Sé que un "lo siento" no te hará sentir mejor, pero la verdad es que no sé qué decirte. Aguanta como puedas este día, pasará... y supongo que con los años, también pasará el dolor. Aunque a veces creemos que el dolor es nuestra forma de seguir honrando, y demostrando nuestro amor por los que han muerto, termina por pasar, y estoy segura de que tu madre sabía cuánto la querías y para ella, tú eras todo. Piensa que hoy has compartido algo muy importante, y es un paso enorme.
Ojalá estés bien, cielo, sé fuerte.

Drina dijo...

Soy missbang93.blogspot.com (me he liado con las cuentas)
Un beso.

Sakura Lollipop dijo...

que jodido todo no? luego todo mundo dice siempre, pero se optimista chiquilla, las cosas buenas están por venir, pero como cambiar de pensamiento si lo que uno recibe siempre son mierdas? cuesta mucho asimilar todo, ser alguien "normal" para la sociedad, lo que se puede rescatar es que de alguna forma tu sigues aquí tan valiente y capaz de hacer cosas por ti. besos guapa :) buenas vibras

Emilia dijo...

Lo siento mucho, jo, eras muy joven para pasar por eso nena de verdad, a lo mejor no eres la persona más sociable del mundo y a lo mejor no te sientes a gusto con tu peso, pero definitivamente eres una chica muy fuerte por haber pasado por algo tan duro a una edad tan difícil y seguir el día de hoy estudiando, intentando ser buena nieta y todas las demás cosas maravillosas que haces. Bss y ánimo guapa!

4N3LIMI4 dijo...

la verdad por eso agradezco tener este blog por conocer gente como tu porque me haz permitido conocer una parte muy intima de ti !!! si eres fuerte al revivir todo lo anterior eres sencillamente fuerte te quiero ya te lo he dicho otras veces mil gracias por compartir esto nos haz dejado pensando a muchas

Miss Apple dijo...

Linda muchas muchas fuerzas.. Se nota que sus fuerte por lo que viviste, pero se que necesitas ánimos en este momento.. Yo perdi a mi papá a los 13.. Te compadezco. No hay nada que pueda aliviar el dolor que tenes por dentro, pero cualquier cosa que necesites o te sientas mal.. Ponelo aca! Que nosotras vamos a estar para aopyarte y tratar de que salgas a flote.. Un beso grande!!!

Meek Maniac dijo...

¡Hola! (doy fe que el comentario de "Drina" es mío)
Estaba leyendo entradas mías de el año pasado cuando vi una de los exámenes de acceso a fps, lo digo porque recuerdo haber leído que tú querías entrar a uno.
No sé si te servirá mucho leer mis tonterías, pero por si acaso te dejo el link, que mejor leerlo y que no te sirva, a no haberlo leído y que sí te haya podido aportar algo.
Ahí va:
http://missbang93.blogspot.com.es/2012/06/examenes-y-poco-mas.html

Un beso enorme.

polette dijo...

lamento esa perdida que tuviste, eres una persona fuerte a pesar de todo saliste adelante :') eres un orgullo lo sabes?
te mando mucha energia y gracias por compartir esto con nosotras :/
besos que estes bien <3