"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

martes, 26 de febrero de 2013

Aditivos y carne de caballo

AVISO: Entrada no dedicada a los temas alimenticios comunes (peso, intakes, atracones, etc.) sino más bien informativa (lo digo por ahorrar tiempo).

Hoy, de repente, me ha entrado la venada. Llevaba tiempo pensando en buscar algo de información sobre ello y hoy lo hice: lista de aditivos (los E-XXX). Y me he dado cuenta de la cantidad de desinformación que hay en la Red. Me ha sorprendido encontrar algunas listas (y encima de los enlaces que aparecen en las primeras posiciones) en las que dicen que el E-330 (ácido cítrico) es altamente cancerígeno. No tengo ni puta idea de nutrición, pero joder, ácido cítrico... cítricos... limones... ¿¿cómo va a ser cancerígeno?? Bueno, que al final no encontré lo que quería buscar, que era una explicación de uno por uno de todos los aditivos (en qué consiste, lo que hace, como se obtiene y todo eso) así que creo que acabaré teniendo que hacer un trabajo de freelance sobre los que me interesen y mientras mi curiosidad no se vaya a otro tema

Lo que sí que he encontrado es una lista de los aditivos del nombre de cada numerito (y tienen pinta de ser fiables). El segundo enlace es una tabla sobre la definición de cada tipo de aditivo, según sean colorantes, gasificantes, etc.

http://histolii.ugr.es/euroe/numerose.pdf
http://histolii.ugr.es/EuroE/ClasesFuncionales.pdf

Y buscando info, yendo de enlace a enlace, he acabado en un blog y, como no, me he cabado desviando de mi objetivo principal. He acabado leyendo una entrada bastante interesante sobre todo lo que ha salido últimamente de la carne de caballo. No sé si en América ha salido algo de esto (si es así, estoy interesada en saber como se ve el tema desde allí :) ). No me considero paranoica ni nada de eso, a fin de cuentas hay muchos países en los que es normal comer carne de caballo; incluso en España es normal comer carne de ciervo u otros animales. Personalmente, lo que no me gusta del tema es que vendan un producto asegurando que es de ternera, cuando lleva también otras cosas (y seguramente habrá otros muchos productos en los que pase algo parecido de los que aún no se sabe nada).

La entrada esa está bastante bien porque lleva un registo de como evoluciona la cosa y se actualiza a menudo (lo último, lo de La Cocinera), con la información sacada de distintos medios europeos (con enlaces a todos los artículos). Al parecer la principal "teoría" es la de que una compañía francesa, compró la carne a otra compañía, que la encargó a una empresa de Chipre, que a su vez la subcontrató a Holanda y esta a Rumania (bendita globalización [ironía]). Y parece que en Rumanía hubo algo de una ley relacionada con los caballos, que hizo que la gente los llevara en masa al matadero, bajando los precios de la carne de caballo y que algunas empresas podrían haber comprado la carne deliberadamente desde agosto del 2012, con beneficios de hasta 300.000€. Y sí, soy de las personas que piensan que con pasta de por medio, las grandes compañías hacen lo que les de la gana (con el convencimiento de que van a salir prácticamente impunenes).

Y no es el hecho de que sea carne de caballo lo que me "preocupa" (claro, otra cosa ya sería que la carne esa llevara el medicamento que dicen y que realmente pudiera pasar al organismo humano y tal). Es que todo esto me hace pensar en la cantidad de cosas que no se saben, de las que no se hablan porque nadie hace una investigación y el camino que vamos tomando que ya ni se puede saber lo que se come. Me encataría ver una chuche en su estado puro, sin conservantes, ni colorantes ni mierdas. Bueno, ¿existirían las chuches sin tanto químico de por medio? ¿Vosotrxs que pensáis del tema? En serio, me interesan otras opiniones. Que a veces, al opinar sobre una cosa no vemos otros puntos de vista :)

Y también me estoy leyendo "Patas arriba. La escuela del mundo al revés" de Eduardo Galeano y aunque sea de finales de los 90 sus razonamientos son perfectamente aplicables a hoy en día (industria del terror, de la guerra, etc) y todo me parece una mierda. El mundo es una mierda, la sociedad es una mierda, todo es una mierda y ni siquiera sé por qué estoy escribiendo esto si se supone que esto es un blog de vómitos y comida y peso. Y ahora me iré a fumarme un cigarrillo en la ventana, aunque me hiele porque está nevando, pero así dejo de pensar en todo y pienso en lo feliz que sería si me contentara con ir de compras, ver GH o Sálvame y preocuparme de buscarme un novio y no ser consciente del resto del mundo.

9 comentarios:

Ligeia dijo...

Uff y tanto que hay cosas que no se saben, y más desde que las empresas se dedican a subcontratar todo lo que no sea su core business. El problema, es que así se puede aumentar el número de intermediarios hasta el infinito, lo cual, curiosamente, incrementa el precio, por los márgenes de las distribuidoras, pero disminuye la calidad. Además, muchas veces no se puede rastrear a los culpables desde que existe algo tan "maravilloso" como la sociedad anónima, en la que hay un montón de accionistas cuyo nombre ni siquiera se conoce y que muchas veces están desvinculados del consejo de administración de la compañía y se dedican exclusivamente a especular con dichas acciones. Joder, perdón por el pedazo de tostón que acabo de soltarte, pero es que estos temas me enervan xD

En cuanto a lo de que el mundo es una mierda, lo suscribo al 100%.

Un abrazo guapa, y sigue posteando de todo en tu blog, a fin de cuentas, es tu blog :)

Michelle Grey dijo...

El mundo es una putísima mierda. Tantísimas cosas se nos esconden, nos manipulan, hacen lo que quieren. Y, al fin y al cabo, lo hemos hecho nosotros mismos, las personas. Y cuando nacimos, nos encontramos con la puta mierda de sociedad que se nos ha impuesto, con la excusa de que haya orden y todo esté controlado, para que no hayan guerras, muertes ni conflictos. Pero ha sido peor el remedio que la enfermedad. ¿Qué queda de nuestra libertad? ¿Qué queda de usar el mundo sin fines lucrativos? Bah... Personalmente, no como apenas carne, sólo fiambre de pavo porque me parece que está muy rico y mira, no lo quito de mi alimentación. Pero de todo lo demás, nada. Aparte de la pena que me dan los animales, del trato que les dan, de su alimentación... es también el procesamiento de esas carnes. Pero nos pasaría con todo hoy en día... me han llegado a dar asco los bizcochos y he dudado mucho de la leche de soja. Pero, si estuviera cada día pensando en ello, no disfrutaría de mi vida, que es lo único que tengo, y he de procurar vivirla lo mejor posible. No sin dejar de lado mis principios ni de pelear por ellos, claro. Desde luego, ir de compras o ver GH no me hacen feliz, creo que consiguen el efecto contrario xDDD
Me alegro de haber encontrado tu blog, no siempre has de ser monotema, tienes mucha riqueza interior y a mí, por lo menos, me gusta leerla.

Child sine nomine dijo...

Efectivamente, el E-330 es ácido cítrico, y de cancerígeno nada. Es, de hecho, un ácido bastante débil así que ni siquiera se usa como conservante, sino para dar sabor. Hay que tener mucho cuidado con la información de internet, porque nos pueden engañar como quieren.

yeux dijo...

Bueno,yo tengo una opinión formada (como para casi todo): ¿Pasa algo por comer carne de caballo?

Mi padre me ha dicho (no es que sea una fuente muy fiable) que había odio en la radio a una nutricionista diciendo que la carne de caballo era muy buena, que tenia unas proteínas de muy buena calidad, poca grasa (menos que el pollo) y poco colesterol. Yo como ciervo, jabalí, caracoles y me da igual comer caballo, si esta bueno adelante.

No entiendo este escándalo, como comer carne de perro, en Tailandia la comen y aquí es impensable. Es una cuestión de mentalidades. Lo que si me parece fatal es mentir. Si quieren vender carne de caballo, que la vendan, pero que no digan que es ternera porque eso es engañar, y creo que aun tenemos derecho a saber que nos metemos en el cuerpo, para que así cada uno podamos elegir.

PD: Muy chulo tu tattoo, hace mucho que no encendía el ordenador :)
Y perdón si el coment es muy largo!

Arakne dijo...

Estoy con Yeux, mejor no lo podría decir.

Valeria dijo...

Eh! Eh! Eh! Que no es eso lo que dice Galeano, que el mundo no es una mierda, y la sociedad no es una mierda, y todo no es una mierda... que el mundo es "un mar de fueguitos", que se lo contó aquel hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Bogotá, que subió al alto cielo.

;)

Phoenix dijo...

Valeria: Me has arrancado la primera sonrisa del día al recordar ese relato :)

Emilia dijo...

Yo soy vegana, así que en mi opinión, es igual de malo comer ternera, caballo, pollo, perro o pescado. Con lo de los aditivos pues es muy difícil, en general hay que saber unos esenciales que son los "más malos", pero tampoco es muy práctico en la vida diaria y los productos orgánicos son carísimos así que estamos condenados a comer porquerías supongo...

Meek Maniac dijo...

Vaya puta movida con la carne de caballo.
Qué te voy a decir, me parece terrible comer cadáveres, y me alegro de que haya salido todo esto a la luz, a ver si con esas, alguna persona abre los ojos y deja de comer carne. En fin, espero tantas cosas... Que los mataderos sean menos crueles, que el mundo entero se haga vegetariano, en fin...
Y no digas eso de "un blog de vómitos, comida y peso", al menos tienes algo de cerebro.
Mi blog de opiniones políticas y éticas duró...¿dos entradas? Un beso.