"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

jueves, 2 de abril de 2015

Tonta y gili

[Una pequeña anécdota de hoy. Nada relativo con el peso]

Es lo que me ha llamado mi abuelo porque no he querido echarle aceite al brócoli y lo he tomado solo con sal. Y al instante me han entrado ganas de llorar. Me he comido el brócoli a todo correr y me he encerrado en el baño a llorar.

Vale, hace ya bastante tiempo que paso de cumplir con todas sus expectativas y el tener que hacer todo a su manera. Pero aun así no me gusta que diga de esa manera que he hecho algo mal. Es decir, sé perfectamente que no he hecho nada mal, que la comida es gusto de cada uno. Pero es la forma. Con tono de burla, de menosprecio, como diciendo que ni tan siquiera soy capaz de cocer brócoli. (y eso que los "insultos" en sí han sido suavecitos, ni me imagino como reaccionaría si dijera cosas más fuertes)

Cuando iba al baño, me pregunta, con el mismo tono de burla, que quién me había dado esa receta (y al usar la palabra receta, sé perfectamente que se refiere a mi completa inutilidad en la cocina, a qué no sé ni freír un huevo -y no es coña). Entonces le he contestado que porque no hiciera algo a su manera no significaba que estuviera mal hecho. O es lo que he intentado decir. Casi nunca expreso mis opiniones ni cosas que me parecen importante y, cuando tengo que hacerlo, me pongo muy nerviosa y las palabras se me entremezclan.

Después he vuelto del baño con total normalidad. Cuando mi abuelo se ha ido a la cama me he puesto a comer chucherias: 10 dedos, 5 huesos, un trozo de chocolate milka con toffes, otro trozo de chocolate con lacasitos, patatas pringles y cinco vasos de fanta zero. Genial. Después de haberlo hecho medianamente bien a lo largo del día, la cago a la noche.

No es la primera vez que mi abuelo me hace sentir mal por no haber hecho algo bien. En poco más de dos meses me vuelvo a presentar al examen de selectividad. Si saco la nota suficiente me iré a estudiar a otra ciudad. Espero que lo de hoy me de ánimos para estudiar a fondo en estos dos meses que quedan.


P,D.: Tengo vacaciones a partir de mañana y pienso aprovecharlas durmiendo sin poner despertador ni alarmas ni nada :D

8 comentarios:

Ro dijo...

Me pasó muchas veces, los abuelos son así, creen que la experiencia que les dan los años los convierte en una especie de "dioses de la sabiduria", y no es así. Es difícil hacer que una persona mayor cambie su forma de pensar, y lamentablemente uno tiene que aprender a convivir con ello y ser tolerante aunque no tengan la razón siempre.
No te agobies con temas así, y busca soluciones, quizás hubiera sido mejor haberte apartado un poco de brocoli sin aceite y a el darle el resto bien aliñado, te digo esto por que es algo que pasa seguido en mi casa, todos comemos de formas diferentes y a mi también siempre me juzgan porque no sé cocinar, o no me preparo almuerzo de "floja" que soy. Han sido así tantos años que es cosa de costumbre y de saber escuchar pero no oír lo que te dicen.
" A palabras necias, oidos sordos"

Espero que te vaya excelente en el examen y puedas quedar en la Universidad que deseas :)

Un abrazo y mucho ánimo

Seda dijo...

Puff mi abuela tb es asi, si no haces las cosas exactamente a su manera, es q las estas haciendo mal, pero despues de tantos años de criticas bastnate bestias, me he "inmunizado".

Joane Pensativa dijo...

Da igual lo que cómo lo hagas porque para las personas más mayores (más de 55-60 años) siempre piensan que la experiencia y el «como se ha hecho toda la vida» es mejor que todo. Sobre las formas, sí que se podría cortar un poco pero es que «la tradición es sagrada» y cosas de esas... Cocinar tampoco es difícil pero si no lo intentas nunca podrás hacerlo bien. ¿No crees?

Ren dijo...

Pues vaya con tu abuelo...
Al menos, que sea eso que dices, que te sirva de incentivo para salir de ahí tan rápido como puedas >_<

Y te dejo una canción :P

https://www.youtube.com/watch?v=5BVFFjVEg-M

xo!

Barbara Candelaria dijo...

Disfruta del descanso y olvidate del abuelo

ugh

Besitos nena!

Anónimo dijo...

Pues vengo a poner la nota discordante.Tú misma dices que no dices lo que piensas, ni lo que sientes. Si no lo verbalizas, tu abuelo puede pensar que ha hecho un comentario más o menos jocoso, pero igual ni se da cuenta de que te duele. Para la próxima, en vez de ir a llorar al baño, simplemente dile que te ha sentado mal. Te lo digo porque me pasa lo mismo, o me pasaba, a veces somos muy susceptibles y queremos que los demás adivinen nuestros sentimientos.
No creo que tu abuelo diga esas cosas con el fin de hacerte daño, pero háblalo con él, merecerá la pena.

Michelle Grey dijo...

No lo tomes tan a pecho, cielo! Mi abuela también me suelta cada pullita... y paso de ella olímpicamente. A lo peor, le digo que hago lo que me da la gana. Ya puede decir misa!!
A veces puede ser irritante, pero no hay que hacer caso, de verdad. Es lo que querías hacer y a ti te parecía bien? Pues ale!! Y no te sientas inferior por no saber cocinar, ya ves tú, todos podemos aprender. A mí que no me saquen de la olla con agua, porque más no sé hacer jaja.
Un beso! :)

Claire Kershaw dijo...

Hola! No sabes lo feliz que me hace encontrar tu blog, antes solía tener un blog llamado "Always Thin", dudo que me recuerdes pero en fin, lo cerré hace un tiempo porque tuve algunos problemas. Hace unos días abrí uno nuevamente y me gustaría que me leyeras.
Besos.