"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

lunes, 13 de mayo de 2013

Hoy ha sido un día desastroso. Y como siempre por la comida. No es que me haya pasado en exceso pero aún así me siento súper mal. A la mañana he ido a alemán y bien. Después a la tarde he ido a la biblio a estudiar un rato y durante un rato A también se ha venido hasta que se ha ido porque había quedado con un tío y entonces ha venido mi bajón anímico, como de costumbre. Ya no podía concentrarme en estudiar y me he vuelto a casa. Me he tumbado en la cama, con música de fondo, y a hacer de ameba durante una hora, sin llegar a dormirme, únicamente en lo mierda que es todo. Luego a venido mi abuelo y me ha traído unos taquitos de queso y en cuanto he probado uno ¡bum! hambre desatado: han caído uno pistachos y un trozo de fuet. Sé que no es el acábose y que un médico no llamaría a esto atracón, pero me siento súper mal, me siento llena, con la barriga inflada. Ah, y también he comido unas cucharadas de patatas guisadas con carne (más bien he comido la carne, casi todas las patatas las he tirado) que ha hecho mi abuelo para comer y habían sobrado (bueno, y un pepino, pero eso es sano y no me importa comerlo).

Al menos hoy (por ahora) no he soltado ni una lagrimita. Porque llevo más de dos semanas con las lágrimas en el borde de los ojos a todas horas. Solo tengo ganas de llorar, de dormir, de no hacer nada. Estudio porque creo que tengo que hacerlo, que es mi obligación, no porque esté emocionada por empezar el nuevo curso ni nada (que de aquí a que empiece pueden pasar muchas cosas). Aunque mi cuerpo me repulse, me tomo la molestia de asearme, porque pienso que cuando alguien está mal una de las primeras cosas que hace es dejar de asearse y/o arreglarse y no quiero que nadie lo vea (y al mismo tiempo sí que quiero, ¡vivan las contradicciones!). Hago las tareas de casa porque pienso que es mi obligación ya que vivo con mi abuelo, pero si viviera yo sola me importaría una mierda que se llenase de ratas.

De lo único que tengo ganas es de cortarme, de arañarme, de hacerme heridas. Las alternativas no funcionan (depilarme las cejas pelo a pelo, depilarme las piernas con la maquinilla....). No funcionan. No me proporcionan el dolor físico que quiero sentir.

Hubo un tiempo en que la música me animaba, pero ya no. Vamos a ver si leyendo al menos dejo de oirme


6 comentarios:

Lorena thinspiration dijo...

Cariño , ya somos dos que nos sentimos llenas , y yo tambien diria que la e cagado cenando, pero bueno ya no hay vuelta atrás. Mañana será un nuevo día y yo por lo menos espero estar mejor que hoy. Que te vaya bien y no veo muy bien que te auto lesiones pero bueno es tu decisión y no creo que por mucho que te lo digan haga que cambies de opinión.
chao cariño.

Seda dijo...

Es tan jodidamente dificil salir de ese circulo vicioso, y mas cuando no hay nada q te inentive, que entiendo que estes asi......

Cheshire dijo...

Aw, que feo que te sientas así :( Yo creo que empezando el curso, viendo que vas cumpliendo tus metas, y demás, te va a dar el empujoncito de ánimo necesario para poder salir de ese círculo. Tenes mi apoyo ♥
Un beso.

Meek Maniac dijo...

Leo lo que me comentas y cuando escribes entrada llego a entenderlo todo... Me refiero a eso de los atracones "clínicos".
¿Por qué no quedas con A este finde? O quedáis una tarde a hacer nada, beber, pasear, lo que hagáis. Tienes que dejar de darle vueltas a lo de tus habilidades sociales, ya te lo habré dicho mil veces, pero relájate, que las cosas fluyan.
Un beso enorme.

Meek Maniac dijo...

PD. The Blues Brothers es súper cutre, pero la música es una pasada (me encanta la escena de Aretha Franklin ^^)

Gab dijo...

Que bueno lo de hacer la ameba, es muy gracioso. Bromas aparte, niña no te desanimes, intenta relativizar los problemas y verás que no hay nada tan grave como piensas. Despierta ese ánimo!, puedes hacerlo!.

Un besito!!