"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

viernes, 5 de abril de 2013

Limpieza encubierta (voy a convertirme en repartidora de libros)

La casa de mi abuelo está invadida. Invadida de trastos. Trastos acumulados a lo largo de los años y tras muertes de familiares. Por ejemplo: hará unos diez años, mi abuelo cambió el sofá y las dos butacas por muebles distintos. Pues los muebles viejos aún están guardados en casa, en una habitación que yo de pequeña bauticé con el nombre de "La Habitación de los Trastos". Otro ejemplo: cuando yo tenía 8 años mi madre compró un ordenador de sobremesa que tardó poco en petarse (porque, a pesar de mis insistencias, mi madre no le instaló un antivirus) y que ahora no hay espacio donde ponerlo (a parte de que estará súper obsoleto); pues el ordenador aún sigue guardado, pero en el balcón. Y así con un porrón de cosas: macetas (cuando aquí nunca hubo plantas), floreros, cazuelas a tutiplén, espejos, relojes y, sobre todo, un montón de mierdas y adornos que únicamente sirven para quitarles el polvo.

Pero hay algo que abunda por encima de todo: libros. Novelas policiacas. El cuñado de mi abuelo era un ávido lector de ese género y, cuando murió, mi abuelo se trajo todos sus libros (a parte de otros trastos). Y de esa forma la casa está invadida de libros. Para que os hagáis una idea: en mi habitación tengo 13 cajas de estas de fruta y verduras de los supermercados a rebosar de libros. En el salón hay una estantería grande y en la habitación de los trastos cuatro estanterías de las pequeñitas. Y los libros tumbados unos encima de otros, con cada rincón bien aprovechado. Hay algunos que son buenos, de autores clásicos o de arte o historia, pero la gran mayoría son policíacas. Y es un género que no me llama para nada y no los voy a leer y mi abuelo tampoco. Y son viejos y no están en perfectas condiciones (las cubiertas despegadas o paginas pegadas con cello). Y en las bibliotecas me han dicho que no les interesan libros en mal estado, que solo si están bien y si son buenos (no son listos ni ná...) y, en librerías de libros viejos, más de lo mismo. Y mi abuelo no está muy por la labor de hacer algo de espacio aunque muchas veces ha dicho de dejarlos por ahí y que se los lleve cualquiera. Pero solo lo dice. Así que voy a preparar pequeñas bolsas con libros y a dejarlas por las paradas de bus y que cualquiera se los lleve. Al menos quienes los vean ya no pueden decir que no leen porque los libros son caros...

Y con el resto de los trastos pues más de lo mismo. El otro día dejé al lado de los contenedores tres revisteros cuando aquí nadie se ha dedicado a coleccionar revistas. ¡¡Si es que son trastos inútiles!! -__- Entiendo que para mi abuelo será duro, pero al menos que me deje a mí... Hay dos árboles de navidad, cada uno con sus respectivas bolsas llenas de adornos, cazuelas de mi madre, varias vajillas con cubertería incluida, tres cajas de herramientas, tres jarrones de típico patio andaluz, alfombras enrolladas, espejos, cuadros, cojines metidos en bolsas, telas, dos máquinas de coser, dos armaritos llenos de toallas y uno lleno de trapos de cocina, dos o tres bolsas llenas de ropa de cama, dos máquinas de escribir de las antigüas, una máquina de grabar video también de las viejas, mi viejo carricoche, la bicicleta de cuando mi madre era niña, etc., etc. Y casi todo metido en la habitación de los trastos (además del viejo sofá y las dos butacas). Y no será por las veces que mi abuelo me ha dicho "vamos a hacer una limpieza que se va a quedar media casa vacía...". Sí, ya veo... Así que poco a poco voy a ir haciendo un poco de limpieza, aplicando sentido crítico sobre lo que en algún momento puede ser realmente útil. Am, mi abuelo también guarda las cartas del banco y de las facturas desde hace unos 15 años!! Todo porque dice que no se fia de romperlas a mano por si alguien coje algún dato... Y le regalé una destructora de papel simple y no la usa!! -__-

De tema peso estoy súper cabreada conmigo misma. Ayer hice restricción (dos filetes de lomo para comer y un pepino para cenar) pero a la noche me quedé sola y ¡zas! arrasé con todo (sin vomitarlo por gilipollas) y estoy en 56,9. No puedo subir más. Hoy he comido una lata de guisantes y cuatro galletas a la tarde (menos mal que ya no quedan...) y medio litro de café con leche. Para cenar tengo pollo cocido, así que no está tan mal... También se me han roto las planchas, así que mañana iré a por unas (y de paso dejo mi primera bolsa con libros) y las botas militares están empezando a romperse... A ver donde pillo ahora unas por 30 pavos que es lo que me valieron... Este finde no creo que salga, tengo muchísimo que estudiar. Mañana he quedado con A para hacer un repaso de mates y luego en casa haré de lo mío. Y la semana que viene iré a cortarme las puntas, a por las entradas para ver a The Adicts y a la óptica (esta vez va en serio!). Y tiene que venir el técnico del teléfono, que ya me llegó el router... que ganitas de cambiar la conexión!!

Buscando en el ordenador, he desenterrado está canción. Pasad un buen finde!!


10 comentarios:

Cheshire dijo...

En mi casa también hay una habitación que esta llena de cosas que nadie usa jajaja, pero no tanto como lo de tu abuelo... eso si es muuuucho.
Por lo menos hiciste algo de ejercicio c;
Un beso <3

Ligeia dijo...

Ay nena, si yo te enseñara el trastero de mi casa...xD Mi familia también es de almacenar a tutiplén.

Lo de quedarse sola y comer a mi también me pasa siempre, lo odio con todas mis fuerzas.

Espero que te vaya bien en todos los asuntos que tienes entre manos, que no son pocos. Un besote guapa!

Meek Maniac dijo...

En mi casa es el garaje donde guardamos los trastos... Pero vamos, de libros no hay nada; en cambio en casa tenemos la biblioteca con base de datos...como si fuera una municipal. Pero bueno, vaya con la biblioteca, qué tiquismiquis... Los libros son como son, aparte, que los libros viejos son los que tienen más encanto *__*
En fin, ya me emociono u.u
Lo del peso...En fin, cosas que pasan...Si haces restricción luego pasa lo que pasa, es inevitable :\
Y lo de las botas, no sé si donde vives habrá, pero aquí en valencia han abierto un primark y me compré un par de militares por 12..Aunque no son de piel verdadera (tampoco soy partidaria de llevar pieles xD) puede que las encuentres baratitas...yo tengo pendientes unas de 25e con tachuelas muy estilo tumblr *___*
¡Un beso! :)

Gab dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gab dijo...

Jajaja, eso más que un trastero es un trasterazo, ya tiene que ser grande para que quepa tanta cosa, Jajaja. Lo que más me ha sorprendido es que dices que tenéis el ordenador de sobremesa en el balcón, WTF?, sí es viejo y está ahí seguramente ya ni funcione.

Sabes, se me ocurre que con tanto trasto del que te quieres deshacer puedes sacar algo de pasta. Por qué no lo vendes por internet?, hay muchas páginas de subastas y venta de artículos de segunda mano como ebay y portales por el estilo. Yo lo he hecho alguna vez y por ejemplo vendí mis apuntes de las oposiciones. Más vale sacarte algo que nada y sí hay algo que no se venda pues lo donas a cáritas o alguna ONG.

Tema peso, yo ayer comí.... pero como comí.... hoy bien y mañana tengo boda :S, así que te entiendo. Pero tranquila sabes que a eso se le pone remedio fácilmente, algún que otro día de más control y todo compensado.

Un besito :*

Alice dijo...

Algunas de esas cosas (las máquinas de escribir, por ejemplo) puedes anunciarlas y venderlas por eBay.
Hay mucha gente que colecciona de todo lo imaginable (e inimaginable).

Michelle Grey dijo...

Jajajajaj síndrome de diógenes total!! (es broma) ostras, cuánto trasto!! Hazlo, veréis que bien os quedáis en casita. A mí me encanta tener espacio que aprovechar, si viviera sola utilizaría las habitaciones de despacho, de vestidor... juajajaj también tengo tendencia a guardarlo todo y no me queda espacio para nada... armarios a reventar de ropa, bolsos rotos que no me pondré jamás... pero da pena.
Mira, como dice Alice, prueba de vender alguna cosilla, quizás sacas algo!
Un besito!

LucyJ. dijo...

En lo que respecta a los libros soy igual que tu abuelo, si algo me enseño mi madre desde pequeña es que los libros nunca se tiran, asi que mi casa también está plagada de libros jaajjaja. Y lo de las botas... si encuentras algunas dime dónde pls, llevo buscando unas algún tiempo pero como ahora llega el verano solo hay sandalias y cuñas y no! yo quiero mis botaaas>.<
Un besazo prin, y por lo del peso no pasa nada, mañana compensas y ya esta :)

Sakura Lollipop dijo...

Todos tenemos un lugar en casa, donde hay cosas que no nos hacen falta pero no las eliminamos, jaja nos hacen bulto, yo le digo a mi madre que desocupe esa habitacion donde guarda, libros por montones, armarios, tiene hasta un tocador de esos tipo vintage que lo usaria yo, pero mi habitacion estan pequeña que no cabe :( y bueno si ella me diera permiso de eliminar esas cosas, TENDRIA UNA HABITACION MAS BONICA Y MAS AMPLIA, pero hasta que se decidan cuandooo, nos hacemos viejas XD quizás tmb a veces no eliminamos cosas porq nos traen recuerdos, y los conservamos.

parafraseando xivecas dijo...

Que buena idea lo de los libros...

Pues chica si que os caben cosas!!!!!!! Pero entiendo a tu abuelo, muchas cosas dan penita deshacerse!! Intenta dar cosas a beneficiencia..

Un beso!