"Emancipate yourself from mental slavery, none but ourselves can free our minds" (Redemption song, Bob Marley)

martes, 30 de diciembre de 2014

Supongo que esta será la última entrada del año.

Las navidades van bien. Bueno, no tan bien. Tengo un asqueroso espíritu navideño y estoy segura que es la época del año que más odio. Tanta felicidad por todas partes... sin más, me he convertido en una gruñona y cascarrabias.

La última semana de clases ingresaron a mi abuelo por una bronquitis. Al estar sola, me permití comer cosas que normalmente no como al estar mi abuelo, sobre todo hidratos (la comidas de mi abuelo es fundamentalmente a base de carne). También vino A. Y el último día me di un atracón para cenar de comida china que luego vomité. Además toda esa semana me jugué las clases de la uni.

Estoy en 65kg. Me gustaría ir perdiendo un kilo por semana y con suerte para carnavales estaría en 60kg. (planeo hacer un cosplay en carnavales, pero quiero hacerlo pesando menos, que digan lo que digan siempre quedan mejor en personas delgadas).

Estoy muuuuy apática. Muy apática. Mucho. Si no fuera porque vivo con mi abuelo, habría días que ni me molestaría en salir de la cama. Además tengo los exámenes a la vuelta de vacaciones y no he estudiado ni tengo intención de presentarme. Tengo que estudiar duro para volver a hacer la prueba de Selectividad y no me siento con fuerzas para estudiar ambas cosas.

Y en general me siento sola. Muy sola. Llevo unas semanas saliendo regularmente con A los sábados pero siempre que me voy acabo llegando llorando a casa y con ganas de cortarme. Mi sociabilidad sigue como siempre. Quedo con A y sigo los planes que ella tenga, yendo siempre según lo ella haya planeado. Intercambio algunas frases con algunas personas, pero en el fondo estoy sola. Y lo que voy a decir ahora va a sonar realmente mal pero es la pura verdad: hace ya tiempo que no considero a A como una amiga. Me cae bien y me lo paso bien pero nunca le cuento mis cosas y nunca lo he hecho desde que la conocí. En realidad nunca lo he hecho con nadie. Únicamente lo hago en blogs, escondiéndome detrás del anonimato y sabiendo que quien lo leerá no serán personas a las que luego tendré que mirar a la cara.

Y no sé si saldré en Nochevieja. Parece que a A le ha salido algún sarpullido y yo dependo siempre de sus planes. Que nadie me malinterprete; obviamente si se encuentra mal quiero que se mejore. Voy a lo de siempre, a mi nula capacidad de relacionarme. Sé que no lo intento y muchas veces directamente prefiero evitar el relacionarme. Pero después de tantas veces en que digo una frase y alguien me interrumpe para ponerse a hablar de otra cosa, de que preguntar algo y ser ignorada, de intentar conversar sobre algo que me interesa pero que cambien al instante de conversación, tampoco me emociono mucho.

Y no sé... En general estoy muy desmotivada. Es decir quiero hacer cosas pero al mismo tiempo no quiero hacer nada. Y me estreso porque no hago cosas (como estudiar o hacer ejercicio, por ejemplo) pero al mismo tiempo no quiero moverme de la cama porque pienso que no va a servir para nada. Porque he perdido toda visión de futuro. Si alguien me preguntara como me veo dentro de X años no sabría qué decir. Porque simplemente no me veo. No me veo terminando una carrera, no me veo trabajando, no me veo viviendo por mi cuenta, no me veo adelgazando, no me veo como una persona normal. Es como si la concepción de futuro hubiera sido borrada de mi cerebro. Y luego me fijo en otras personas, gente que realmente consigue cosas y me entristezco y aumenta mi apatía y mis ganas de no moverme de la cama.

Y, bueno, ya es tarde y voy a dormir, que me estoy deprimiendo yo sola. Feliz año nuevo y pasadlo bien en :)

5 comentarios:

Alicia dijo...

Supongo que esa es la gracia de los blog. Esconderse tras una pantalla para poder sacar lo que tienes dentro sin que te afecte en tu día a día.
Conozco muy bien esos días en los que no quieres hacer nada. Pero hay que obligarse y seguir adelante, tener ganas de cambiar y afrontar lo que está por venir. Porque en el fondo sabemos que si queremos estar mejor esa es la solución. Pero como siempre digo, poco a poco, los cambios no se hacen de la noche a la mañana.

MissO dijo...

Hermosa! Me encanta saber de vos! ^^ Mil gracias por pasarte por mi blog.
Entiendo esa sensación respecto a tu amiga A, a mí también me ha pasado, y según parece es más normal según pasan los años de relacionarte con gente a la que no le contás lo que verdaderamente sentís. Es malísimo, pero dudo que abunde gente en quien confiar. :/ Al menos nos tenés a nosotras :D.
Espero que el año nuevo te encuentre mejor y con mejor ánimo. Cuesta sonreír y celebrar cuando todo va mal o te da igual, pero intentes empezar este año con la mejor de las vibras y no del culo ;).
Feliz 2015!!

Fear Factory dijo...

Yo las cosas que escribo en mi blog sólo se las cuento a una de mis amigas. Del resto nada....

Ten cuidado que como te atrape la apatía es difícil que te suelte .... haces bien en obligarte a hacer cosas ...

Lo de que te interrumpan con una frase..... xD me suena DEMASIADO y como jode !!! XD

Barbara Candelaria dijo...

Ojala que este año te encuentre de mejor animo... besitos!

Nightingale dijo...

Hola! Creo que he vuelto...a esto.
Más o menos llego a entenderte, yo también tengo 'amigas' de salir, de hablar de frivolidades. Pero no Amigas. De las de verdad, de las de decir 'tengo un problema'.
Yo creo que ya estamos las dos mayores (si mal no recuerdo tenemos la misma edad...o aprox) como para seguir forzándonos a ser alguien que no somos.
Tú prefieres estar sola, estás acostumbrada, estás más cómoda.
Y no es nada malo, que quieras salir y tengas con quién es algo bueno, pero si no quieres, ¿para qué?
Al final lo importante es acostumbrarte a quién eres y aguantarte...
Un besote, espero saber de ti pronto.